• 1
  • 2
  • 3
  • 4

Nuestro Lema

“Enseñar para sanar y sanar por enseñar”

"Durante muchos años, la idea de enseñar para sanar y sanar por enseñar se ha venido propagando; y se ha dado a conocer como el “Método Walter de metafísica." – Wm. W. Walter
El maestro de la metafísica real, la ciencia de la Vida, tiene muchas cosas con qué contender las cuales no se presentan en la enseñanza de las ciencias comunes.

LEER MAS

¿Quién fue William W Walter?

William W. Walter nació en Sublette, Illinois el 3 de Julio,1869. Fue el menor de trece hijos. A una edad temprana sus padres se mudaron a LaSalle, Illinois, donde asistió a la escuela. Más tarde la familia regresó a Sublette y después de terminar ahí sus estudios, tomó un curso de negocios en Chicago.

El 24 de mayo, 1890, se casó con Barbara A. Stenger y radicaron en Aurora. De 1903 hasta 1906 estuvo enfermo de varios malestares entre los cuales estaba la tuberculosis.

LEER MAS

¿Qué es Escatología?

El diccionario Webster la define como “La Ciencia de las últimas cosas”. Efectivamente, la Escatología es la Ciencia fundamental que sustenta toda realidad, la Ciencia de la Vida misma.


Es la misma Ciencia que Jesús enseñó a sus discípulos, es decir, la Ciencia del pensamiento, de la mentalidad y de la Mente.


La parte científica de la enseñanza que Jesús intentó enseñar a sus discípulos se perdió de vista, casi en su totalidad, siendo oscurecida o mal entendida debido a las anteriores creencias místicas religiosas de sus discípulos.


La Escatología es una Ciencia exacta, al igual que las matemáticas, y como éstas, sus ramas más elevadas no se pueden entender hasta que se entiendan las verdades más simples.


La correcta enseñanza de las matemáticas es un desarrollo progresivo de las verdades, reglas y leyes tocantes a las matemáticas.


Es lo mismo al enseñar Escatología, la Ciencia de la Vida, la Ciencia del pensar correcto.


Sabiendo muy bien la gran ayuda que un estudiante puede recibir al tomar clase con un maestro, se consideró prudente elaborar varios cursos que cuidadosamente explicaran el significado exacto de la palabra “impresa”. Estos cursos también son progresivos y, en la actualidad, hay muchos maestros de Escatología autorizados enseñando a la multitud a un precio muy razonable.


No habrá forma mejor ni más rápida de obtener el entendimiento real de la Ciencia de la vida que con repetidas clases y repasos.


Si el lector de este folleto siempre tiene en mente que la Escatología no es sólo otro culto o doctrina de misterio o religión, sino que excluye todo misticismo de su enseñanza, confiando totalmente en el razonamiento con sentido común y en el pensar y hacer correctos como el todopoder para el bien, él o ella no cometerán el error de pensar que esta Ciencia es misteriosa por el simple hecho de que no se entienda.


En conclusión, deseo enunciar que no hay enfermedades (ni las así llamadas orgánicas ni las inorgánicas), sino que sólo hay lo que se puede sanar mediante la aplicación adecuada del pensar y actuar correcto.


– Wm. W. Walter